♥ Bienvenid@s ♥

cuandoemptyhayemptyamoremptylaemptydistanciaemptyyemptyelemptytiempoemptynoemptyimportaemptyloemptyqueemptyimportaemptyesemptycuantoemptyestasemptydispuestoemptyaemptysoportaremptysuemptyausenciaemptyparaemptyesperaremptysuemptypresencia

Thursday, October 11, 2012

Te saludo, Antonio de Padua, y por la gran fe que tengo en nuestro Señor Jesucristo, a quien lealmente serviste, y en la siempre Virgen María, que tanto amaste, y en el dulcísimo Niño Jesús que en vuestro aposento hallaste; por los treinta y tres años que vivió y después murió en la Cruz por nuestro amor, y por los tres años que estuviste tú en el desierto, deseoso de hallar a aquel supremo Señor, que os apareció y os dijo aquellas palabras: "Antonio, siempre estaré a tu lado, sellaré tu corazón"; por el hábito que vestiste, por el cordón que ceñiste, por los muchos milagros que Dios ha obrado y obra todos los días por medio tuyo, por la grande confianza que tengo en tu intercesión, te suplico, postrado en tierra, te dignes interceder delante de Nuestro Señor Jesucristo, para que me conceda por vuestro medio, si me conviene, la gracia que deseo.... (mencionar)
Señor mío Jesucristo, por los méritos de vuestro siervo Antonio, así como resucitasteis los muertos y librasteis a su padre, concededme esta gracia por los méritos e intercesión de vuestro siervo Antonio, por quien las cosas olvidadas son recordadas, las ausentes se hacen presentes, las perdidas se hallan, las justamente propuestas son aceptadas y las empezadas son acabadas; así os ruego, Dios mío potentísimo, me concedáis aquella gracia que deseo, si es conforme a vuestra santa voluntad.
Padrenuestro y Avemaría.
Dios mío Jesucristo, por vuestra infinita misericordia aquietad las angustias de mi corazón, para que viviendo y muriendo, pueda siempre alabaros, bendeciros y loaros. Amén.
Os saludo, Antonio Santo de Padua, por aquellas oraciones que en el campo hicisteis, confesando y predicando la fe de Cristo Nuestro Señor; por aquellos tres años que en el monte oraste, y perdiendo el breviario, fue hallado por el Niño Jesús; por la revelación que tuviste para ir a libertar a tu padre de falsos testigos acusado y condenado a muerte, de que lo libraste; líbrame a mí, glorioso Santo, de falsos testigos, de malas compañías y de condenaciones injustas; y por aquellas gracias que pediste al Señor que lo perdido se hallare, lo olvidado fuese recordado, lo propuesto se aceptase y lo empezado se acabase, os suplico me alcances del Señor alegre mi corazón, concediéndome la gracia que os pido, si es su santa voluntad, con la cual me conformo totalmente.
Tres Padrenuestros al Niño Jesús, tres Avemarías a la Virgen y el Responsorio.
[Manos rezando]
Ampárame en esta hora,
¡oh San Antonio adorado!
Bajo tu acción bienhechora,
halla alivio el desgraciado.
El enfermo y el desvalido
y el que en la cárcel se ve
son por ti favorecidos
cuando te invocan con fe.
Yo, con toda confianza,
te invoco en esta ocasión,
y vivo con la esperanza
de obtener tu protección.

DÍA NOVENO [Ir al principio de esta página]


Por la señal... Oración inicial.

San Antonio, protector de los que sufren. Todo sufrimiento, en cualquiera de sus manifestaciones, el dolor del pecado, la pérdida de salud, la escasez de recursos, las injustas persecuciones, la ausencia de paz, las hondas preocupaciones, las grandes tristezas…, cuanto puede atenazar el alma..., fue motivo de compasión para el Santo, fue materia de milagros suyos, fue blanco de su misericordia... ¿Qué se ocultó u oculta a su corazón compasivo? Acudamos, pues, a él con vivísima confianza.

Tres glorias a la Santísima Trinidad, recitar el responsorio y luego la oración final.

DÍA OCTAVO [Ir al principio de esta página]


Por la señal... Oración inicial.

Obediencia de San Antonio. La obediencia es la muerte de la propia voluntad, y cuando el hombre mata a ésta, ha matado a su mayor enemigo. La voluntad divina, manifestada por los legítimos Superiores, obra entonces maravillas en las almas. San Antonio fue obedientísimo. Lo fue tanto, que a un acto suyo de obediencia, predicando cuando le creían un ignorante, debemos el haber descubierto a este nuevo Doctor de las gentes... ¡Obedece, humilla tu amor propio:Dios te ensalzará!…

Tres glorias a la Santísima Trinidad, recitar el responsorio y luego la oración final.

DÍA SÉPTIMO [Ir al principio de esta página]


Por la señal.. Oración inicial.

Pobreza de San Antonio. Nacido en dorada cuna, ante las sonrisas y halagos del mundo, San Antonio abraza la pobre Orden Franciscana... Se hace hijo de aquel desposado con la dama Pobreza, San Francisco, y, como él, la sigue por abrojos y espinas, privaciones y sufrimientos, contento con sus dolorosas y dulces caricias... Su despego del mundo, le hizo rico en bienes celestiales... Trocó el oro de la tierra por el oro inestimable del amor divino. . Despégate de los bienes terrenos, si verdaderamente quieres salvarte...

Tres glorias a la Santísima Trinidad, recitar el responsorio y luego la oración final.

DÍA SEXTO [Ir al principio de esta página]


Por la señal... Oración inicial.

Humildad de San Antonio. También en este Santo, y por manera singular y maravillosa, se cumplió el dicho de Jesucristo: "El que se humille será ensalzado". Se ocultó como una violeta ; buscó el retiro, el silencio y, dotado de altísima sabiduría, la tuvo oculta y sólo la obediencia pudo abrir con su llave de oro aquellos raudales portentosos que hicieron a San Antonio Arca del Testamento…¡De cuántos bienes te priva tu soberbia !…

Tres glorias a la Santísima Trinidad, recitar el responsorio y luego la oración final.

DÍA QUINTO [Ir al principio de esta página]


Por la señal... Oración inicial.

Pureza de San Antonio. No en vano lleva el Santo en sus manos un lirio... Fue una azucena de la Iglesia. El demonio quiso mancharla con su baba inmunda, pero el Santo la guardó como un tesoro; la defendió con seto austero e impenetrable de cilicios, vigilias, disciplinas, ayunos, oraciones, trabajos... ¿Qué haces tú para guardar la pureza de tu cuerpo y de tu alma?...

Tres glorias a la Santísima Trinidad, recitar el responsorio y luego la oración final.

DÍA CUARTO [Ir al principio de esta página]


Por la señal... Oración inicial.

Caridad fraternal de San Antonio. He aquí un Santo cuya vida fue un holocausto de entrañable amor a los hombres. Puede decirse que toda ella no fue sino una caricia a los pobres pecadores, a los tristes enfermos, a los atormentados por las negruras de la miseria... Y tanto placer debió de encontrar el Santo en este amor fraterno a sus semejantes, que ni la muerte lo interrumpió... Hoy, como en vida, sigue prodigándonos las mismas caricias.. ¡Qué su ejemplo me mueva a compasión de los desgraciados!

Tres glorias a la Santísima Trinidad, recitar el responsorio y luego la oración final.

DÍA TERCERO [Ir al principio de esta página]


Por la señal... Oración inicial.

Caridad divina de San Antonio. Distinguió a San Antonio el Serafín de Asís, San Francisco, con particular amor. No ignoraba, sin duda, que, como buen hijo suyo, era otro Serafín de caridad. ¿Quién podrá adivinar la ternura de su amor a Jesús? Aquella escena en que el Niño Dios se recrea en los brazos del Santo puede servir para hacernos adivinar sus éxtasis, sus deliquios, sus ternuras seráficas... ¡ Qué ejemplo para mí, frío miserable, pobre pecador.

Tres glorias a la Santísima Trinidad, recitar el responsorio y luego la oración final.

DÍA SEGUNDO [Ir al principio de esta página]



Por la señal ... Oración inicial.


Esperanza de San Antonio. Amó vivamente el Santo esta virtud. Una vida de sacrificio, en lucha constante contra el infierno, el mundo y las pasiones, sería imposible sin una gran esperanza, hija de una gran confianza en la bondad divina, en la paternal Providencia de Dios y en la ayuda constante de su gracia... Por eso el Santo jamás desmayó en su vida de incesante y penoso esfuerzo. ¡Contaba con Dios! Humillémonos y contemos, no con nuestras fuerzas, sino con las divinas, esperando en Dios.

Tres glorias a la Santísima Trinidad, recitar el responsorio y luego la oración final.

Oracion Inicial

¡Amadísimo Protector mío, San Antonio! Heme aquí, a tus pies, plenamente confiado en tu poderosa intercesión. Mírame con aquel espíritu de dulce y tierna compasión con que mirabas a los pobres. ¡Pobre soy yo, Santo mío! Me veo lleno de miserias. La vida para mi es continua lucha. Pan de felicidad, de alegría, de salud, de paz, de virtud... ¡cuánto me hace falta y cuánto espero de tu amorosa protección! Otórgamelo, te lo pido humildemente, para que tu nombre de Taumaturgo sea nuevamente glorificado. Creo en tu poder, espero en tu bondad, amo tu corazón de padre y bendigo a Nuestro Señor, que te hizo grande en la tierra y en el cielo. Amén.

Monday, September 3, 2012

DÍA PRIMERO

Por la señal ... Oración inicial.

Admirable fe de San Antonio. La vida del santo Taumaturgo es un continuo pregón de la fe cristiana. Por ella, muy joven, ansía derramar su sangre a la vista de los mártires franciscanos de Marruecos. Por ella se entrrga completamente a Dios en vida santa y perfectísima de evangelización que fue pasmo del mundo, rica en portentos y maravillas... ¿Qué vida de fe es la mía?

Tres glorias a la Santísima Trinidad, recitar el responsorio y luego la oración final.

ORACIÓN FINAL

¡Oh! Astro de España, Perla de pobreza,
ntonio, Padre de la ciencia, Ejemplo de pureza,
Lumbre de Italia, Doctor de la verdad,
  Sol de Padua resplandeciente en señales de claridad. Amén.
V. Predicador egregio, ruega por nosotros, Antonio beatísimo.
R. Para que por tu intercesión alcancemos los gozos de la vida.
ORACIÓN. Alegre, Señor, a vuestra Iglesia la devota
y humilde oración del glorioso San Antonio, vuestro siervo; para que seamos siempre
socorridos en esta vida con los auxilios de la gracia y merezcamos conseguir
después los gozos eternos de la gloria; por Nuestro Señor Jesucristo, que con
Vos y el Espíritu Santo vive y reina por todos los siglos de los siglos. Amén.

NOVENA A SAN ANTONIO DE PADUA

NOVENA A SAN ANTONIO DE PADUA
 
¡Amadísimo Protector mío, San Antonio! Heme aquí, a tus pies,
plenamente confiado en tu poderosa intercesión.
 Mírame con aquel espíritu de dulce y tierna compasión
con que mirabas a los pobres.
 ¡Pobre soy yo, Santo mío! Me veo lleno de miserias.
 La vida para mi es continua lucha.
Pan de felicidad, de alegría, de salud, de paz, de virtud...
 ¡cuánto me hace falta y cuánto espero de tu amorosa protección!
Otórgamelo, te lo pido humildemente,
para que tu nombre de Taumaturgo sea nuevamente glorificado.
Creo en tu poder, espero en tu bondad,
amo tu corazón de padre y bendigo a Nuestro Señor,
que te hizo grande en la tierra y en el cielo. Amén.
 

Thursday, February 9, 2012

video

video

……………………………♥besos
…………………………..♥.besos
…………………………♥besos
…………………….♥besos
………………♥besos
………….♥besos
………♥besos
…..♥besos
….♥besos
.♥………………………..♥..♥..♥para ti
♥……………………..♥………..♥para ti
.♥………………….♥…………….♥para ti
…♥………………♥………………♥para ti
….♥………………………………♥para ti
……♥………………………….♥para ti
………♥……………………..♥para ti
…………♥………………..♥para ti
……………♥…………..♥para ti
……………….♥…….♥para ti
…………………♥..♥para ti


Friday, December 23, 2011



Navidad, llego Navidad


Jesús nació en la humildad de un establo, de una familia pobre (ver Lc 2, 6-7);
unos sencillos pastores son los primeros testigos del acontecimiento. 
En esta pobreza se manifiesta la gloria del cielo (ver Lc 2, 8-20). 
La Iglesia no se cansa de cantar la gloria de esta noche:
La Virgen da hoy a luz al Eterno.
Y la tierra ofrece una gruta al Inaccesible.
Los ángeles y los pastores le alaban,
y los magos avanzan con la estrella.
Porque Tú has nacido para nosotros,
Niño pequeño, ¡Dios eterno!
Sólo hoy será Navidad si en ti y en tu familia nace de maría el
Señor Jesús.

Saturday, November 19, 2011

♥ORACION POR MI FAMILIA♥

BENDITO SEAS SEÑOR, PORQUE EN TU AMOR NOS REUNISTE PARA FORMAR NUESTRA
FAMILIA.  TE DAMOS LAS GRACIAS POR VIVIR JUNTOS. TE PEDIMOS QUE PROTEJAS Y CONSERVES NUESTRO HOGAR. QUE SUS PUERTAS ESTÉN SIEMPRE ABIERTAS PARA LOS QUE QUIERAN ENTRAR EN EL Y COMPARTIR NUESTRA ALEGRÍA Y AMISTAD.

ENSÉÑANOS A ACEPTARNOS COMO SOMOS, CON NUESTRA CUALIDADES Y DEFECTOS; A PRESENTARTE NUESTROS PLANES Y SUEÑOS; A PEDIR TU AYUDA; A OFRECERTE NUESTRAS ALEGRÍAS Y NUESTRAS PENAS; A RECOMENZAR DESPUÉS DE CADA CAÍDA.

TE PEDIMOS QUE SEPAMOS LLEVAR TU MENSAJE DE AMOR A TODOS LOS QUE NOS RODEAN, COMO MIEMBROS DE TU IGLESIA.

QUE TU AMOR NOS CONSERVE SIEMPRE UNIDOS Y EN PAZ.

POR JESUCRISTO, NUESTRO SEÑOR. AMEN